La Ley de Responsabilidad Ambiental de 2007 regula la responsabilidad de las empresas para prevenir, evitar y reparar los daños ambientales. Con el Real Decreto 2090/2008 se establece un método de cálculo eficaz y homogéneo para la fijación de coberturas financieras. Además, esta normativa también desarrolla reglamentariamente los criterios técnicos sobre:

• Evaluación de los escenarios de riesgo

• Determinación de escenarios de riesgo a garantizar

• Determinación del daño ambiental

• Fijación de los costes de reparación que permitan definir las coberturas para las garantías financieras

El análisis de riesgos ambientales

Desde el momento de entrada en vigor de la Ley de Responsabilidad Ambiental, las empresas se verán ante la obligación de tener que realizar un análisis de riesgo ambiental. La nueva legislación también establece la obligación de que el operador mantenga este análisis actualizado y de renovarlo cuando se produzcan modificaciones sustanciales. El análisis debe ser verificado por un verificador independiente. Los objetivos del análisis de riesgos son:

•  Identificación de peligros

•  Análisis del entorno (vulnerabilidad del entorno)

•  Identificación de sucesos iniciadores

•  Medidas de prevención y mitigación de carácter

•  Postulación de escenarios

•  Medidas de cada escenario

•  Estimación de consecuencias

•  Estimación y evaluación del riesgo

A través de la evaluación de riesgos ambientales se obtiene información necesaria para que una organización pueda decidir si es necesario llevar a cabo medidas preventivas y, en tal caso, cuáles deben adoptarse.

Norma UNE 150 008

La norma española UNE 150008, ha sido impulsada por entidades financieras y aseguradoras, recoge el procedimiento a seguir en un Análisis de Riesgos Ambientales. Por tanto, es objeto de esta norma definir un proceso para especificar los criterios en la identificación, análisis y evaluación del riesgo ambiental de una organización, independientemente de su tamaño, y que permita la certificación/verificación.